Sobre mí

Francisco Manuel Ayr
WhatsApp Image 2022-04-02 at 10.28_edited.jpg

Un poco más de Francisco:

Francisco es un Comunicador en el campo del auto-conocimiento, siendo el resultado de un intenso trabajo de reingeniería interior. Es Conferencista, formador y terapeuta holístico. Creador de la terapia holística EDA (Espacio De Autoconocimiento). Canalizador de métodos de sanación como  "Reiki dragón" y "Liberación de Anubis". Guía y guardián en retiros internacionales. Cómo también de Círculos de Masculinidad Sagrada para Hombres y Círculos Mixtos. Sanador y Canalizador del Rayo Azul. y Chef de Alimentación Lumínica

Meditador - Sanador - Reikista - Canalizador -
Guía en el camino del auto-conocimiento

En lo personal, fue muy intenso el inicio de ésta forma de vida, con una entrega total y cuando digo total lo es. Con un cambio de realidad absoluta, modificando trabajo, relaciones, alimentación, entre otras cosas.
Fué entonces que tuve la necesidad de enfocarme para encauzarme, partiendo de la premisa “la verdad estádentro, en mí interior.”

¿Cómo la encontraba con tantos pensamientos en mi mente, con tanta mente? Nadie me había enseñado. ¿Cómo podría escucharme? ¿Ser mi guía?
Aún cuando escuche la voz, y sepa que es por allí... ¿Tendría el valor de perseguirla? Si algo tenía en ese momento de mi vida era falta de miedo, ganas de vivir y disfrutar.
¡Entonces empecemos! Me dije.
Comenzando una búsqueda intensa, real y constante. Un recorrido por el budismo, hinduismo, taoismo, y todos los “ismo”, meditaciones largas, cortas, yoga y algunas cosas más. Empecé a sentir que la meditación despejaba mi mente en los momentos que se sobrecargaban mis neuronas. Hace unos años ya, luego de haber atravesado mi “noche oscura del alma” o en otras palabras un momento de quiebre en la vida, comenzaba éste camino revelador.


En lo personal considero que todos nacemos sabiendo lo esencial, lo puro y en nuestro camino vamos construyéndonos como personas que “encajan” en una realidad, en un clan, pero ¿a qué costo? Tantas veces ese costo es mortal.


Cuando corremos el velo de los miedos que nos frenan, aparece la vida que deseamos vivir. Salté, me deconstruí y me volví a armar, en congruencia con lo que deseaba, siendo coherente con mi sentir, con mi pensar y con mi acción. En resumen, la meditación me resultó un proceso liberador y por eso lo comparto al mundo con total humildad, simplemente compartiendo lo que me sigue ayudando a sanar. Sintiendo un llamado a transmitirlo a más personas de la comunidad, veo que con muy poco se puede vivir mucho mejor, simplemente ‘mirando el mundo con otros ojos’, y qué mejor que los ojos del alma.


Cambiando el enfoque de lo diario de una manera amorosa y comprendiendo que todos somos uno, que pertenecemos a un ecosistema que nos sostiene. Aceptando e integrando con el ser, más que comprendiendo con la mente, asimilando, aprendiendo y a su vez, sanando. En mi caso, descubrir la meditación no sólo me ayudó en mi cambio o despertar, sinó que me sostiene en el proceso de una manera muy efectiva, tranquila, amorosa.

Francisco M. Ayr-